martes, 19 de octubre de 2010


Tercer paso en la rehabilitación lectora.

Las paginas que leído, son una mezcla entre Auster y Nemirovsky.

Cuando lo leo en lugares públicos , generalmente estoy escuchando the eraser de Thom Yorke.



1 comentario:

oesido dijo...

Esa mezcla de sabores que citas me ha abierto repentinamente la voracidad lectora. Habrá que comprobarlo!