martes, 26 de octubre de 2010


Mientras avanzo en la lectura de "la historia de amor" de Krauss , busco por la sala de lectura , el cuarto paso en la rehabilitación lectora.

En tiempos no muy lejanos , hubiera dicho me los llevo todo , pero como en toda rehabilitación se tiene que ir con calma , es mejor tener unas posibles lecturas , las que también se pueden dejar atrás , cuando nos encontramos con otro libro que por una extraña razón nos hace olvidar las lecturas en lista.

De momento estas son las posibles lecturas , después de un paseo rápido por la estantería de narrativa:

Purgatorio / Tomas Eloy Martinez

Sexus / Henry Miller

Tom Ripley / Patricia Highsmith

Algo que contarte / Hanif Kureishi

5 comentarios:

julio e. dijo...

sin dudas: para rehabilitarte lentamente,
Tom Ripley / Patricia Highsmith

Algo que contarte / Hanif Kureishi

sin dudas

Maya dijo...

¡Vaya! Eso de elegir con calma no suena nada fácil...

A Kureishi lo conozco de "Intimidad" y "El buda de los suburbios". Excelente escritor, del que tengo ganas de leer algo más...

A Patricia Highsmith la conozco solo de nombre, la he visto una y otra vez en mis búsquedas de lectura, pero no me he animado a ella, ¿La recomiendas?

Henry Miller siempre es una buena opción, la trilogía "Nexus, plexus y sexus" me parece preciosa. Curiosamente, "Sexus" es el libro que me falta leer.

Acabo de encontrar tu blog y me parece realmente entretenido. Me gusta compartir mi experiencia como lectora...Volveré pronto por aquí

¡Saludos!

oesido dijo...

Apuesto por Kureishi! lo tengo pendiente. K. es un soplo de frescura lectora, si se me permite la cursilería. Gracias por tu información.

vegasplease dijo...

Ay, Highsmith, creo que sin duda debería empezar por ella. Bueno, esto es subjetivo, pero yo siempre siempre disfruto con ella, sus historias siempre me hacen querer leer más.

mario skan dijo...

Me llevo todos, sin dudas. Comienzo por el de Miller y después por Eloy Martínez, aunque entre si no tienen nada que ver. LOs policiales de H. nunca los emprendí, una buena oportunidad para abordarlos.
saludos