jueves, 21 de mayo de 2009

MALDICION ETERNA A QUIEN LEA ESTE BLOG


" Solíamos pasar juntos las tardes del domingo, tardes largas. Después de una semana de escuela, clases de día, estudiar de noche, deberes, tareas varias de los sábados y al fin… domingo libre . Iba a buscarla a mediodía o a la una, cuando ella volvía de la iglesia, para salir. Nos íbamos con una canasta de picnic, al parque. Desde la media tarde, mirábamos cómo iba oscureciendo. Los colores del aire cambian, aparecen las primeras estrellas… Era un parque enorme, hermoso, más un bosque que un parque y una vez adentro se veían más los infames edificios de departamentos que lo rodeaban. Lo único que se veía era ondulaciones y pinos, traíamos una manta, un poco de comida, libros para leer. Charlábamos y nos besábamos, dábamos caminatas, nos leíamos pasajes mutuamente…

¿ Recuerda los libros?

No . No recuerdo. Hace tanto tiempo . No parece que podría volver a suceder. Creo que no fui feliz más que esa vez.."

5 comentarios:

Andromeda dijo...

Ese fragmento sí que invita a la lectura, ¡quiero seguir leyendo!

¡Un saludo!

mariano skan dijo...

En maldición quedé varado en la mitad de la novela, no sé por qué, pero ahí espera la edición de Seix Barral.
saludos leox

Leox dijo...

Andromeda: siga leyendo a Puig.
Mariano: Maldición a mi me gusto mucho , mi opinión en un poco subjetiva eso sí por que todo lo que tenga el nombre de Puig a mí me gusta
saludos.

Julia dijo...

Los libros de Puig son resto de las conversaciones oídas. Esta que lees nace del ensimismamiento de un joven en una piscina en New York, creo que, incluso, la grabó. Cariños.

Ramiro dijo...

Me causa gracia. Estoy leyendo éste blog de un tirón, y cada vez que paso por una entrada sobre Puig quiero dejar constancia de que amo su obra, y de que Maldición es el libro más triste que conozco.