domingo, 13 de julio de 2008

ENCONTRE TUS LIBROS

"Suelo recorrer librerías de viejo y revisar lotes de libros olvidados por otros o vendidos en un mal momento, y trato de encontrar allí, en esos rincones, los libros que yo perdí u olvidé hace más de treinta años y en otro continente, con la esperanza y la ambición y la mala leche de quien busca sus primeros libros perdidos, libros que en el caso de encontrarlos no leería, ciertamente, pues ya los leí hasta la extenuación, sino que miraría y tocaría, como el avaro acaricia las monedas que lo sepultan. Pero los libros nada tienen que ver con la avaricia, aunque con las monedas sí. Los libros son como fantasmas"

ROBERTO BOLAÑO
ENTRE PARENTESIS

1 comentario:

Rayuela dijo...

Cuando compro un libro de segunda mano no puedo evitar la tentación de imaginar a su anterior dueño. ¿Le gustó? ¿Por qué se desprendió de él? ¿Apuros económicos, poco apego a la propiedad ya disfrutada, un regalo mal elegido? Y sí, los libros también viajan.