sábado, 23 de abril de 2011


Cada libro a su lector y todos los habitantes ocasionales y permanentes de la biblioteca eso lo tiene claro.

La familia o lo la pareja de pololos, pueden entrar juntos, pero después de cinco minutos, cada uno se dirige al área de lectura preferida.

El diario del día, la mujer que busca por horas en cada estantería, el próximo libro que será el nuevo compañero de rutas por quince días.

En el cotidiano de la biblioteca, cada cual a lo suyo.

Leer una terapia alternativa recomendable, por muchos especialistas.

¡ Satisfacción garantizada !

Foto vía flora y Fuana

2 comentarios:

mario skan dijo...

Sector novela para mi. En la biblioteca pública tengo el camino marcado y ya me se de memoria algunos títulos consecutivos.
saludos colega

Andromeda dijo...

Yo también prefiero la novela, en especial la contemporánea.
¡Saludos!