miércoles, 9 de junio de 2010

LOS DEMASIADOS LIBROS

Sí seguimos al pie de la letra toda la información que aparece en los libros , los libros ya no existirían , ¿curioso no?. Sí leemos esos ensayos posmodernos de décadas pasadas sobre los nuevos medios, el libro en la actualidad sería un medio del recuerdo. Pero la verdad es otra. Vivimos en un tiempo de Demasiados Libros , donde se publican libros para el currículum , libros para ser citados , libros que hay leer , libros que son recomendados , en fin , los demasiados libros. Con los libros publicados hasta el siglo XVIII , ya tendríamos más que suficiente para tener una agradable vida lectora.

¿ Cuantos de los libros publicados , son realmente leídos?. Pocos muy pocos. Como ejemplo citemos un extracto del libro de Zaid:
“Las probabilidades de un libro no sea pedido nunca en un año son altísima ( unas tres cuartas partes de los libros no son pedidos nunca en un año). El movimiento promedio anda por una vez al año. Pero se trata de un promedio de extremos: unos cuantos títulos se piden varias veces al año y la mayoría no se pide nunca en un año. Para la mayoría de los títulos , lo normal es que se pidan una vez cada varios años , sí es que llegan a pedirse”.

Sí nos fijamos en la fecha de devolución de este libro , podríamos decir que los demasiados libros de Zaid , esta en la categoría de normal , ya que el libro nadie lo lleva a casa , hace unos cinco años. Es más si aplicamos una especie de ficción de prestamos, podríamos inferir que las ultimas tres fechas corresponden a una persona que renovó el libro. Es más la fecha 26 de noviembre y 29 son muy cercanas, esto lo podemos atribuir a un error en el timbre de recordatorio de fechas, que después fue corregido.
Seria todo más claro y romántico , si al lado de la fecha , apareciera el nombre de la persona como se hacia en las bibliotecas de préstamo de antaño.

5 comentarios:

Pollo dijo...

Grandes verdades. Solo leí superfialmente ese libro de Zaid (como ratificando su teoría), pero recuerdo que me pareció muy interesante.

mario skan dijo...

En la biblioteca pública que frecuento semanalmente ya no utiliza esa ficha que indica la devolución del libro. Esa fecha ahora se indica en un remito que te dan, en la que casi siempre figura el número de inventario correcto pero el título es cualquier cosa. Un ejempla: sacas a préstamo El quijote, nº de inventario 74, pero en el remito que tira la computadora dice: préstamo: libro nº de inventario74, título: post data te amo. Pero es un cuelgue de la máquina que le gusta jugar y permutar libros porque ya está perimida y chota. ja
saludos colega

oesido dijo...

Demasiados libros y quizás demasiadas lecturas. Voces como la de Flaubert, Renard y tantos otros recomiendan leer poco, sólo lo mejor y releer, releer. Pero los que estamos inoculados del virus, nos sentimos atraídos continuamente por nuevos libros o autores y siempre esperamos encontrar el libro inmejorable, como el surfista, la gran ola

Leox dijo...

Pollo es un buen libro, habla de gustos lectores , sin ser aburrido

Mario: Los cambios de tecnología , privilegian al individuo como numero

Oesido: Cada vez me inquieta más lo de la re lectura que lo de la lectura.

vegasplease dijo...

Hace tiempo que quiero leer este libro. No sé dónde oí hablar de él, pero incluso lo apunté en un cuadernito para recordar que quería sacarlo de la biblioteca, o comprarlo.
El caso es que al final siempre iban surgiendo otros libros que tomar prestados, o que comprar.