martes, 16 de marzo de 2010

Reconstrucción

Las estanterías estaban por el suelo, los pasillos por donde varias personas caminaban eligiendo el próximo compañero para los futuros quince días, apilaban una mezcla de madera y libros abiertos.

La reconstrucción comienza, agrupar los libros, llamar a arquitectos, para el nuevo diseño. Mientras recogíamos los libros. ¡RING! , ¡RING! Teléfono. Lectores anónimos, gente que señala que tenia que devolver un libro , pero que su casa quedo hecha un desastre o que el mar barrio con parte de ella y que por ese motivo no podía llegar a la biblioteca a dejar el libro. La repuesta: no se preocupe, la biblioteca esta cerrada y los libros no tienen multas.
La sensación de una persona que después de vivir un terremoto, llame a la biblioteca, preocupada por devolver un libro , te hace retomar el espíritu en los habitantes de la cuidad , no solo hay saqueadores de supermercados , sino que hay bellos lectores.

La lectora b , el hombre auster etc , todos y cada uno volverán , a perder bellamente el tiempo recorriendo estanterías.

“vendrán nuevos rostros , vendrán nuevos días”

8 comentarios:

Andromeda dijo...

Leox, este párrafo me emocionó muchísimo:

"La sensación de una persona que después de vivir un terremoto, llame a la biblioteca, preocupada por devolver un libro , te hace retomar el espíritu en los habitantes de la cuidad , no solo hay saqueadores de supermercados , sino que hay bellos lectores."

¡Un abrazo!

fab - golem dijo...

Acabo de leer tu escrito y me ha emocionado enormemente. Y descubro el comentario de Andrómeda en el mismo sentido. Siempre hay esperanza.

Un fuerte abrazo.

ARIODANTE dijo...

Efectivamente, Leox, es emocionante lo que cuentas. terriblemente impactante. Me alegro que todo vaya normalizándose. ¡¡¡Saludos desde el Mediterráneo!!

lammermoor dijo...

También a mí me ha gustado tu entrada. Siempre haciéndonos eco de la parte mala -los saqueadores de supermercados- y olvidándonos de que además hay bellos lectores

oesido dijo...

Que buenas noticias; te imagino dando la respuesta tranquilizadora, el consejo oportuno, la recomendación sabia. Pronto volverán a ordenarse los libros y reubicarse las sillas y viejos y nuevos lectores se pararán delante de tí con su libro en las manos. ¡No les falles Leox! todos estamos observándote. Un abrazo

bibliobulimica dijo...

...todos y cada uno volverán, como bien dices Leox...¡que bonita entrada! que nos recuerda que siempre hay, dentro de lo malo, algo bueno por qué sonreir y dar gracias.

julio e. dijo...

clap clap clap, solo puedo aplaudir ante tal comienzo. brillante!!!
nada volvera a ser como antes, eso seta claro; pero volvera a ser bueno, eso sin duda. un abrazo

Gww dijo...

Comparto la opinión de los comentarios anteriores, es una entrada preciosa y emocionante. Volverán.