miércoles, 17 de agosto de 2011


No conozco muchos detalles del gremio de los visitadores médicos, pero en la biblioteca hay unos siete o diez que son lectores frecuentes. Hoy por la sala de lectura apareció uno.

Iba a dejar unos libros a una estantería y vi dudar al visitador medico entre seguir con el tomo cuatro de una saga que esta leyendo o entregarse a una aventura Narrativa.

Entre espera y espera el visitador medico, se comunica con otros mundos a través de la lectura.

Pd: pido disculpa por la calidad de la foto, pero la cámara no es la mejor, las fotos siempre son a la rápida, entre orden de estantería, préstamo de libro y otros roles de una sala de lectura.



3 comentarios:

oesido dijo...

Siempre me pareció que debía ser tremendo ser visitador médico. Psarse horas y horas esperando en los pasillos de los hospitales a que les reciba el profesional de turno ... uf! como vender enciclopedias a domicilio...

Valeria dijo...

Ahora me van a caer mejor los visitadores!!!!

La lectora dijo...

Buenas.
Si alguna vez encontrás una lectora (seguro que deben pasar muchas por ahí) y querés, estás invitado a participar con una foto en el blog de la lectora en la ciudad. Eso sí, la lectora en cuestión debe estar de acuerdo con la publicación de la foto. Lo dejo en tus manos. Saludos.