jueves, 6 de mayo de 2010

Honestidad brutal

A veces me pregunto que estoy haciendo en esa situación. Me observo desde afuera y digo , el ¿próximo camino hacía donde va?. Los momentos cuando mi espíritu cuestiona mis actitudes, son muchas veces los momentos en los que trabajo en la sala de lectura.
El trabajo, no es para nada tenso , ni de mal ambiente , pero hay ciertas circunstancias que no comparten mi visión de fomento a la lectura y acercamiento a las personas a un libro.

La sala de lectura, es un proyecto que una fundación tiene en centros comerciales. Tiene modos similares a las de cualquier biblioteca de préstamo, pero con modelos de comercio que me imagino, más bien estoy seguro, que corresponde a un esquema de consumo.

En la sala de lectura también tiene computadores que son pagos , lo que interfiere en el normal funcionamiento. Quizás todo esto se justifica desde una mirada de locación . Tú abres la puerta de la sala de lectura caminas cuarenta pasos y esta todo lo que corresponde a un centro comercial (tiendas de comida rápida incluidas). El ambiente por es algo que yo no comparto mucho.

Si no vamos a raíz de todo , que son los libros. Debo decir que el catalogo de biblioteca es para un lector de narrativa , un buen catálogo. Varios de los libros que reseño en este blog o de las fotos que subo de la sala de lectura así lo demuestran.. Yo me inicie como lector de esa biblioteca , buscando libros de escritores que conocía de nombre por las entrevistas en los suplementos de lectura. Por dos años mientras estudiaba periodismo , tenía como acción fundamental ir por lo menos una vez a la semana , a buscar una nueva lectura. Después llego la oferta de trabajo en otra sala de lectura y la actualidad diaria de los cinco días a la semana.

Tengo claro que es un trabajo estacionario, me gustaría hacer pasantitas en bibliotecas de distintos lugares del mundo, conocer otras realidades de lectura. También me gustaría perfeccionar mis conocimientos de bibliotecas y literatura, con un magíster de literatura o de bibliotecología. A veces la idea, me sube el ánimo. Pero hay veces que pienso que el trabajo en la sala de lectura, puede acabar con mi cariño y refugio de las lecturas.
Son esas las veces cuando irónicamente más extraño los tiempos de mis disciplinadas lecturas de hace un par de años.

Son las sensaciones de un lector de 26 años.

7 comentarios:

julio e. dijo...

sorpresa leox!!! eso que te paa es que estas madurando. no hay drama, tomes la decision que tomes, la vida continua y por cierto que en toda eleccion hay algo de perdida y dejar atras.pero no hay necesidad de ser brutal si se puede ser honesto, vas bien no te castigues. un abrazo

oesido dijo...

No hay manual de instrucciones ni flechas que indiquen la dirección a seguir; eso también es los atractivo de la vida. Yo elegí unos estudios que no me atraían y por el contrario rechacé enfocar mi vida hacia lo que me gustaba, porque no veía clara la salida profesional. No estoy descontento del resultado: tengo mi cabeza puesta en el estudio y aplicación de las leyes y mi corazón en la literatura, cine etc. Sin embargo recuerdo el consejo de Lanchester en su autobiografía, a la vista de la aburridísima vida "bancaria" de su padre; juró dedicarse a lo que le gustase (la literatura). Acabo de ver unas conferencias sobre llevar una vida feliz y el especialista decía lo mismo, en tono jocoso: "con la esperanza de vida que tiene el hombre occidental más vale que elijas bien la vida que quieres llevar, porque si no, te puedes morir de asco durannte 50 años. Animo Leox, el viento te señalará la ruta (o eso te creerás tú). Un abrazo.

Gww dijo...

Preguntarse a dónde nos dirigimos es propio de sabios. El que se formula pregunta es porque quiere determinar el rumbo. El que no se la plantea es porque su ruta le viene impuesta por otros.

Un abrazo.

mario skan dijo...

Al que le gustan los libros que mejor lugar que una biblioteca, no? la tranquilidad de la sala de lectura, las conversaciones con los usuarios, el ingreso de las novedades. Al ver tantos libros comienzas a ver año de edición, editor, traductor, tapa dura o blanda, calidad del papel, etc. Pero somos exploradores y queremos conocer algo parecido, en otras latitudes.
Colega, la bibliotecología es alucinante y los libros, ni hablar...
saludos

Katrina Van Dassos dijo...

Exacto...
lo jodido es luego encontrar curro en una biblioteca. jajajaa. Vamos, yo he hecho bibliotecología (aquí en España se utiliza más el término biblioteconomía) y curro de informática. Asín que, ya ves.
Puedes opositar para las bibliotecas públicas pero, de verdad, se te quitan las ganas cuando llegas a un exámen y descubres que el 95% de los que están ahí sólo buscan un puesto de trabajo fijo, del que no te puedan echar nunca y en el que, además, puedas permitirte el lujo de no hacer nada por la razón que precede a ésta última.
Yo te envidio por estar currando en una biblio....

¡Ánimo!

Aura Banks dijo...

ME GUSTA TU TRABAJO, A VECES NOS SENTIMOS PERDIDOS, AMO A MIS NIÑOS, PERO AL VER TANTA APATIA DE MIS COMPAÑEROS ME DOY CUENTA QUE VENEZUELA SEGUIRA SIENDO UN PAÍS SUBSUBSUBDESARROLLADO, AMAS LA LITERATURA, YO TAMBIEN Y POR FALTA DE TIEMPO NO LEO O ESCRIBO, IGUAL LA AMO, DISFRUTA TU TRABAJO

Leox dijo...

Julio E: Tal cual , lo mejor es ir tranquilo y siempre leyendo

Oesido: Yo tengo una mezcla entre lo que me gusta y lo que trabajo. La idea es complementar en otros ámbitos , mis gustos con el trabajo

Gww: Lo bueno , es que el tiempo todavía es adecuado para seguir nuevos rumbos


Mario: Tal cual , mi problema es que la tranquilidad de la sala de lectura se distorsiona , por los factores que mencione en la entrada.

Katrina: Yo envidio que no vivas por aca , y trabajemos juntos

Aura: EL 90 % lo disfruto , pero por sobre todo , yo soy el tipo que independiente del trabajo , me gustaría estar en casa leyendo y leyendo. Una utopia , pero el mundo vive de utopías hace un par de siglos ya.

Saludos