jueves, 2 de abril de 2009

PASO A PASO




El otoño ya llego, abril ya llego. No escribí nada durante marzo, pero leí bastante. ¿Tendré el síndrome Bartleby de la escritura tipo blog? .
De momento me divierto subiendo las tapas y dejando uno que otro comentario en mis blogs afines y favoritos.

6 comentarios:

Andromeda dijo...

Lo bueno de un blog es que cada quien puede moldearlo a su gusto o a las necesidades del momento. :)
He leído muchos comentarios sobre el libro de Junot Díaz, creo que lo voy a comprar.

¡Saludos!

mariano skan dijo...

Colega Ud. si que se castiga con lo último y bueno de la literatura, al menos eso es lo que dicen las reseñas de los periódicos y blogs.
Sabe qué? ahora me dió ganas de leer el libro de Oates.
con respecto al 6-1 hay veces que hay que colaborar con las estadísticas.

saludos

Bárbara dijo...

Hola, busqué algo de la peli que me mencionaste pero no creo que esté por acá por el momento.

¿Agregarías alguna reseña al de Junot Díaz? No es la primera vez que lo veo y me está entrando curiosidad. Saludos!

Gww dijo...

¿Alguna opinión sobre el libro de Junot Díaz. Lo compré hace poco y no se muy bien en qué posición de la "parrilla de salida" colocarlo.

Un abrazo.

Strika dijo...

Y, ¿qué tal? ¿Te gustó el de Junot Díaz? Lo leí el año pasado (en inglés) y me fascinó. De hecho, fue de los mejores libros que leí en 2008.

Un saludo

Mithdraug dijo...

La verdad es que sí: los blogs plasman a la perfección el afán creador de sus autores, pero también los altibajos que el día a día provocan en ellos: el trabajo, el cansancio, las obligaciones domésticas y familiares, la inapetencia escritora... quedan reflejados en la frecuencia de la escritura, en su extensión, en cómo nos repartimos por uno u otro blog, quienes mantenemos varios, en función de las apetencias personales que tengamos en un momento dado.

Te sigo, desde que descubrí tu colaboración en Bolsi&Pulp, aunque pocas veces, creo, he dejado mi parecer.

Saludos.